Cooperación internacional

El terremoto de Haití acaparó nuestros mayores esfuerzos durante el 2010. El 12 de enero un fuerte terremoto de magnitud 7,0 grados en la escala Richter y a 10 km de profundidad causó una gran devastación en todo el país. La Federación Internacional de Cruz Roja y la Media Luna Roja realizó un llamamiento internacional para poder hacer frente a las necesidades derivadas de la emergencia y posterior reconstrucción. Para ello pusimos en marcha una campaña de información y de captación de fondos.

En Galicia la sociedad se volcó profundamente y se realizaron numerosas iniciativas desde todos los ámbitos. La Administración, a través de la Fundación Agencia Humanitaria de Galicia financió el envío de una ERU (Emergency Response Unit) de agua y saneamiento al terreno. Grandes empresas como Caixa Galicia donaron fondos propios y recaudaron ayuda a través de sus clientes, lo que permitió la reconstrucción de una escuela en Leogane. Los medios de comunicación se hicieron eco de los distintos movimientos y difundieron la actividad de Cruz Roja en Haití. Ya en noviembre, la actividad de Cruz Roja se centró en el desarrollo de acciones y actividades para paliar los efectos de la epidemia de cólera que causó cientos de muertos.

En febrero del mismo año, Chile también se vio gravemente afectado por un terremoto que causó centenares de muertos. El fuerte seísmo se sintió en la madrugada del 27 de febrero en la zona central del país. Tuvo una intensidad de 8,5 grados en la escala de Richter produciéndose más de 128 réplicas. De nuevo a través de la prensa se informó a la sociedad de la actividad de Cruz Roja en el país.

La contribución de todas las Asambleas de Galicia a la cooperación internacional de Cruz Roja, ha permitido desarrollar los siguientes proyectos:

  • SERBIA: proyecto conjunto para la inclusión de la población marginal a través de la educación y promoción de valores humanos.
  • MOZAMBIQUE: mejora de la seguridad alimentaria y nutricional de los enfermos de VIH/SIDA, menores vulnerables y sus familias en dos distritos de la ciudad de Maputo.
  • RUANDA: fortalecimiento institucional de la Cruz Roja Ruandesa en la provincia del Este.
  • ESPAÑA: sensibilización en ámbitos locales.


A raíz del Terremoto de Haití, desde la Oficina Provincial de A Coruña se desarrollaron más de 50 actividades en las que hubo una gran colaboración de la población y distintas entidades, que siempre aportaron todo su apoyo y solidaridad y que incluso en algunos casos se encargaron de la organización de diferentes actos e iniciativas.

Algunos ejemplos fueron los partidos benéficos celebrados en Arzúa, Santiago, Carballo o A Coruña, los conciertos solidarios de Carballo, Ortigueira, Sada, y A Coruña o la donación de recaudaciones de varios establecimientos de hostelería.

Por otra parte, Cruz Roja desarrolló también actividades propias como la de información, petición de fondos y venta de objetos donados por los internos del Centro Penitenciario de Teixeiro que se desarrollaron en centros comerciales o bien en zonas céntricas de distintas localidades.

Otro proyecto de Cooperación Internacional difundido desde la provincia fue la Exposición África Cotidiana. A través de esta exposición, visitada por 2.700 personas, se mostró el esfuerzo y las capacidades de las personas y comunidades del África Subsahariana para conseguir una vida digna para ellas y sus familias. También se desarrollaron otras actividades de difusión de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y de la actividad internacional de Cruz Roja.


Desde la Oficina Provincial de Lugo, el terremoto de Haití tuvo su apoyo solidario a través de varias actividades. Una de ellas fue en colaboración con el Centro Penitenciario de Bonxe en la que los internos elaboraron y donaron artesanía a Cruz Roja para su posterior venta y recaudación de fondos destinados al terremoto.
Otra actividad fue en colaboración con el colectivo de magos de Lugo. Mediante esta iniciativa se llevó a cabo el festival Magia por un Sueño, en el Auditorio Gustavo Freire de Lugo, y se donó todo lo recaudado para los damnificados.


En la Oficina Provincial de Ourense, el área de cooperación internacional también se volcó en la ayuda a las víctimas del Terremoto de Haití contando con el apoyo de la sociedad ourensana. Con la actividad en colaboración entre el Centro Comercial Aberto y el Club de Fútbol de Ourense, se realizaron mesas informativas en la calle durante 6 días para lograr la donación del dinero de las entradas de un partido de fútbol del Ourense. También se desarrollaron charlas en colegios como el de “Virxe da Saleta” para transmitir a todos los alumnos y alumnas las actividades que se estaban llevando a cabo en Haití. Otras donaciones aportadas vinieron de la discoteca Maxim’s (recaudación de una noche) y con el concierto en O Barco de Valdeorras.
Por último destacamos la actividad de Cruz Roja en Maceda en colaboración con la Asociación Cultural y Deportiva Vía XVIII de Maceda. Se organizó una carrera–caminata solidaria a favor de Haití, con el doble objetivo de recaudar fondos y sensibilizar a la población. En esta actividad participaron 156 personas y contó con colaboración de Protección Civil, Policía Local y Ayuntamiento de Maceda.


En la Oficina Provincial de Pontevedra destacamos también el Terremoto de Haití como el proyecto más importante del año. En la provincia se recaudaron 226.178 euros entre aportaciones de particulares, empresas y entidades públicas a favor de esta causa.

Con motivo del 30 de enero, Día Mundial de la Paz, se realizó una concentración de más de un millar de escolares en la que los colegios recaudaron más de 6.000 € para Haití y que fue entregado en un acto público en la plaza de la Herrería.

También se realizaron numerosos conciertos en toda la provincia para recaudar fondos como los de la Banda de Música de Pontevedra, concierto solidario en Caldas de Reis, una pieza por Haití en Vilagarcía, concierto solidario pop en Pontevedra o la agrupación musical de O Rosal entre otros. Otras acciones destacadas fueron la subasta benéfica de obras de arte en Vigo, la subasta de libros por Haití de la biblioteca pública de Vigo o las donaciones de la Asociación de Empresarios de Mediana Empresa de Pontevedra.