Empleo

Durante 2010 la demanda de solicitudes para incorporarse a los distintos proyectos de empleo se ha multiplicado en relación al ejercicio anterior. Este aumento era previsible ante el incremento de la tasa de paro entre los colectivos de mayor vulnerabilidad y a causa del agotamiento de las prestaciones y subsidios por desempleo. Otra característica del año 2010 ha sido la reincorporación al Plan de Empleo de personas que, habiendo finalizado sus procesos de inserción, han vuelto a caer en procesos de exclusión.

En el actual contexto socioeconómico, desde Cruz Roja Galicia se ha trabajado por aumentar las horas de orientación con un seguimiento más intenso de los Itinerarios Personalizados de Inserción (IPI) en los que los contenidos que se reforzaron están vinculados a la tolerancia a la frustración, el empoderamiento personal y la motivación para la búsqueda de empleo.

En términos generales se ha logrado mejorar la empleabilidad de un número importante de participantes y se ha dedicado un especial esfuerzo a las acciones de fomento de mercados inclusivos para mejorar la gestión de la diversidad en las plantillas de las empresas gallegas a través de la divulgación, formación y asesoramiento.

Los resultados del 2010 nos dejan algunos números destacables: 1.797 personas atendidas, 363 personas insertadas en el mercado laboral y 239 empresas que han ofertado empleo.

Todo ello logrado gracias a los numerosos programas y eventos impulsados desde la Oficina Autonómica, como por ejemplo:

  • Formación Autonómica para el Voluntariado de Empleo. Voluntarios y voluntarias de toda Galicia acudieron a este evento para mejorar la capacitación y la atención a las personas que buscan empleo.
  • II Jornadas Autonómicas de Empleo. Se desarrollaron en colaboración con la Fundación Secretariado Gitano y el departamento de Comunicación de Cruz Roja. Este evento contó con la participación de la Xunta de Galicia a través de la Subdirección Xeral de Inclusión.
  • Empresa Aberta. Con este proyecto en el que participaron 157 personas, se trabajó para desarrollar las capacidades y competencias de las personas con mayores dificultades en la inserción laboral y se impulsó la formación y el asesoramiento a empresas gallegas en temas de gestión de la diversidad de sus plantillas para facilitar el acceso, mantenimiento y promoción de personas en dificultad social al mercado de trabajo siempre en condiciones de igualdad de oportunidades. Dentro de esta iniciativa se llevaron a cabo dos cursos, a través de la plataforma online de Cruz Roja, sobre Gestión de la Diversidad en la Empresa que contaron con docentes especializados en cada una de las áreas. Además se organizaron unas Jornadas sobre el mismo tema dirigidas a empresarios en la Confederación Empresarial de Ourense (CEO) y el Centro Social Caixanova de Vigo. Se presentaron casos de éxito, modelos de implantación en pymes gallegas y los logros del Plan de Empleo en este ámbito.
  • Desde la Oficina Autonómica también se coordinan una serie de proyectos que cada Oficina Provincial se encarga de desarrollar en su ámbito correspondiente como son: Interlabora, Servicio de Mediación Sociolaboral (SMS), Espacios de Búsqueda Activa de Empleo (EBAEs), Agentes de Empleo o Incorpora.


    Resultados programas de empleo Galicia 2010


    Los proyectos más importantes en el área de empleo de la Oficina Provincial de A Coruña fueron los siguientes:

    Proyecto Interlabora. A través de una metodología integrada se favoreció, desde las Asambleas de A Coruña y Santiago, la inserción laboral de 202 personas inmigrantes. El 82% de las personas beneficiarias de este proyecto participaron en acciones formativas y el 45% fueron insertadas en el mercado laboral. Se dedicaron 1.312 horas a la orientación laboral.

    Proyecto SMS (Servicio de Mediación Sociolaboral). Dirigido a personas que se encuentran muy alejadas del mercado laboral y que requieren una intervención más exhaustiva y una intensificación del trabajo en red con otras entidades del tercer sector. Durante 2010, un total de 50 personas participaron en este proyecto, de las cuales el 83% de los inscritos participaron en acciones formativas, el 22% accedieron a la realización de prácticas profesionales en empresas y el 34% fueron insertados en el mercado laboral. Asimismo, se dedicaron 378 horas a orientación laboral dirigidas a favorecer la independencia personal.

    Agentes de Empleo. Los agentes son el nexo de unión con el tejido empresarial y tienen por finalidad facilitar la incorporación laboral de las personas participantes. Las prospecciones laborales, las visitas a empresas, los convenios de colaboración con éstas para la formación y contratación se configuraron el año pasado como un pilar fundamental para el objetivo final con las personas participantes en itinerarios: la inserción laboral. Con esta iniciativa se contactó con 192 empresas y se visitaron 111.

    EBAEs (Espacios de Búsqueda Activa de Empleo). Ubicados en las Asambleas Locales de A Coruña, Santiago, Betanzos, Carballo y Noia, son espacios de libre acceso donde 271 personas acudieron a buscar y seleccionar información sobre ofertas de empleo y cursos de formación.


    Desde la perspectiva de la Oficina Provincial de Lugo, señalamos ya no sólo las dificultades económicas generales, sino la visión negativa o de rechazo hacia las personas inmigrantes por una parte importante del empresariado lucense. También han sido frecuentes los anuncios en prensa que denotan un claro rechazo de lo extranjero. Estos hechos unidos a las características del tejido empresarial, han provocado que las ofertas ya de por sí escasas, hayan excluido en una buena parte de los casos a participantes inmigrantes. Por otra parte, las ofertas que sí admitían extranjeros, provenían de sectores como el de la construcción o el agrícola. Ante las condiciones laborales poco menos que abusivas, se dejó de intermediar a finales del 2010 en ofertas provenientes del rural, salvo excepciones.

    El sector, sin lugar a dudas, del que han provenido más ofertas ha sido el de la hostelería, donde primaba por encima de todo la motivación para el trabajo y la experiencia laboral, por el contrario los participantes no se han mostrado receptivos hacia estas ofertas por falta de experiencia en este sector.

    Respecto a las mujeres, la oferta más prolífera ha venido derivada de los sectores más feminizados históricamente con una doble vertiente: auxiliares a domicilio y empleadas del hogar. El esfuerzo de Cruz Roja ha contribuido a dignificar las ofertas provenientes del hogar, materializándose en contratos que ambas partes firman ateniéndose a unos derechos y unas obligaciones pactadas de mutuo acuerdo.

    Durante el año 2010 se obtuvo la participación de 50 personas en el proyecto SMS y 180 en el EBAE. Mediante la labor del agente de empleo se logró contactar con 101 empresas de las cuales se visitaron 31. También se consiguieron 45 ofertas de empleo y se preseleccionó a 40 personas.


    Desde la Oficina Provincial de Ourense llevamos a cabo varios proyectos que ayudaron a impulsar el mercado laboral de la provincia.

    Proyecto Interlabora. El objetivo es derribar barreras como el desconocimiento del mercado, el idioma o la infravaloración profesional, a las que se enfrentaban las personas inmigrantes. Este proyecto desenvuelve con estas personas un itinerario personalizado de inserción. Partiendo de un análisis pormenorizado de las fortalezas y debilidades y de los obstáculos y oportunidades que pueden encontrarse en el entorno sociolaboral, se logra que las personas inmigrantes consigan una inserción estable en el mercado. A lo largo del 2010, 79 mujeres y 21 hombres accedieron a un puesto de trabajo en Ourense.

    A través del Proyecto SMS se pretendió que todos los colectivos con los que trabajaba Cruz Roja, pudieran integrarse en el mercado laboral y en definitiva, en la sociedad. El objetivo fue favorecer la independencia personal, motivando a los participantes en la búsqueda del empleo. En el 2010 participaron 50 personas, 28 mujeres y 22 hombres.

    Con otra iniciativa, Agentes de Empleo, se actuó como intermediarios entre la empresa y el trabajador para lograr ofertas de empleo que se ajustaran a los perfiles profesionales de los distintos candidatos. Muchos factores de discriminación y desigualdad que afectan a las personas más vulnerables no dependen de ellas sino que se encuentran en el entorno: estereotipos y prejuicios, escaso conocimiento de las personas en situación de vulnerabilidad, etc. Por eso es importante que esta intermediación modifique y luche contra las barreras existentes en el contexto laboral y social de las personas en situación de desventaja y/o vulnerabilidad. Gracias a este proyecto, se realizaron acciones como las prácticas no laborales, que permitieron integrar a personas en desventaja social. Durante el 2010, participaron 104 personas y se llegaron a firmar 30 convenios en esta modalidad.

    Proyecto Incorpora. Este programa ofreció un respaldo personal y profesional a las personas durante el proceso de integración sociolaboral. El colectivo de atención preferente es el de las mujeres que están en riesgo de exclusión social, especialmente víctimas de violencia de género, las mayores de 45 años, las que tienen responsabilidades familiares no compartidas así como las inmigrantes y las trabajadoras de la economía informal. En el 2010 se consiguió que el 33% de las mujeres del programa encontraran un trabajo y la firma de 3 convenios de colaboración con empresas del terreno local. Un total de 58 personas participaron en Incorpora.

    También debemos mencionar los EBAEs, Espacios de Búsqueda Activa de Empleo, que lograron la participación de 245 personas durante el año 2010.


    Gracias al trabajo desarrollado en el Proyecto Interlabora, un 60% de los participantes logró empleo. Este dato justifica las diferentes acciones realizadas: orientación laboral, mediación laboral con empresas, espacio de búsqueda activa de empleo, formación en competencias personales para el empleo, igualdad de oportunidades…

    Con el proyecto SMS, Servicio de Mediación Sociolaboral, se impartieron cursos de formación para el empleo a los 51 participantes. Se formó al 73% de las personas y se logró la inserción laboral del 43%.

    También el proyecto Agentes de Empleo cosechó datos muy importantes durante el 2010. Se contactó con 82 empresas, se siguió a 57 y se visitaron 48, se consiguieron 35 ofertas de empleo, se firmaron 28 convenios de colaboración y se firmaron prácticas con 20 empresas.

    Y por otra parte, gracias a los EBAE, espacios de libre acceso para buscar y seleccionar información sobre ofertas de empleo y cursos, se logró la participación de 272 personas.