Personas mayores

Cruz Roja Española en Galicia, a causa del incremento de la demanda que año tras año genera el aumento del envejecimiento demográfico de la población, desarrolla un gran número de proyectos para ayudar a los mayores y a sus familias, y dentro de los mimos cabe destacar la Teleasistencia Domiciliaria.

La Teleasistencia Domiciliaria es un servicio dirigido a aquellas personas mayores y a sus cuidadores, que por motivo de discapacidad, aislamiento social, edad avanzada, enfermedad o situación de riesgo psicosocial o físico, precisan una atención continuada por personal especializado, ya sea de forma transitoria o permanente.

Cruz Roja entiende la teleasistencia como un servicio de marcado carácter preventivo que no se limita sólo a la atención de las alarmas, sino que se complementa con otros servicios propios de la Institución. El servicio, a través de la línea telefónica y con un equipamiento de comunicaciones e informática específico, permite a los usuarios pedir ayuda en situaciones de emergencia. Simplemente con pulsar el botón del colgante o del terminal, estas personas pueden comunicarse con un centro atendido por personal específicamente preparado para dar respuesta adecuada a su petición. El servicio funciona 24 horas al día durante los 365 días del año. La finalidad es mejorar la calidad de vida de los usuarios, proporcionar una rápida intervención en situaciones de emergencia y posibilitar la estancia en su domicilio de aquellas personas que no precisen cuidados permanentes.

Algunos de los servicios que se prestan son: atención inmediata y adecuada a las alarmas sanitarias y sociales por personal especializado; movilización de recursos propios y ajenos; seguimiento periódico del usuario desde la Central de Atención; mantenimiento técnico de los equipos instalados y seguimiento periódico de su estado; y reparación de averías del equipo.

Usuarios del programa de teleasistencia domiciliaria en Galicia: 7.619


Durante 2010, se desarrollaron numerosas actividades y programas para las personas mayores. A través de la Escuela de Familias y del Grupo de Ayuda Mutua se facilitó a las familias con personas mayores dependientes y a sus cuidadores estrategias y habilidades para mejorar el cuidado de estas personas, abordando diferentes temas de interés de carácter interdisciplinar y trabajando el autocuidado con carácter transversal. 50 personas fueron atendidas en este servicio.

Comidas Sobre Ruedas es un proyecto orientado a personas con limitaciones que no pueden elaborar la comida por sí mismas. Este servicio proporcionó comida ya preparada y caliente a 22 personas en sus domicilios.

El servicio de Ayuda a Domicilio Complementaria favoreció en 2010 la integración social efectiva en el entorno comunitario, conforme a los principios de accesibilidad y normalización, de personas con redes sociales nulas o insuficientes. Los voluntarios del proyecto realizaron acompañamientos individualizados a 619 personas mayores tanto dentro como fuera de sus domicilios y también se desarrollaron actividades grupales de ocio.

El Centro de Día es un espacio donde las personas reciben tratamientos para mejorar su psicomotricidad y su estado vital en general, en compañía de otras personas de su entorno que padecen carencias similares. El Centro de Día de A Coruña tuvo una ocupación del 100% de sus 35 plazas durante todo el año y, además, en las instalaciones del propio Centro también se prestaron otros servicios a la comunidad mediante los que se atendió a más de 460 personas.

El Centro de Día de la Oficina Provincial de Ourense volvió a cubrir el 100% de su ocupación durante el 2010. Nuestra dedicación se centra en los cuidados de 50 mayores en su vida diaria, rehabilitación funcional, atención psicológica y el desarrollo de actividades de animación socio-cultural. Contamos con servicios complementarios de Transporte Adaptado, Fisioterapia y Catering para la manutención de nuestros mayores.

Se atendieron 55 personas en el proyecto de Ayuda Básica en el Hogar. Se trata de un conjunto de actuaciones encaminadas a facilitar la continuidad de la asistencia sociosanitaria a personas con graves problemas de movilidad y con escasa red social y familiar que precisan de atención urgente, temporal e inmediata como consecuencia de un alta hospitalaria o una patología aguda.

Acompañamientos dentro y fuera del hogar, gestiones, actividades de ocio y control de medicación son algunas de las diversas prestaciones que Cruz Roja Ourense ofrece mediante el proyecto de Ayuda Complementaria en el Hogar para que las personas mayores rompan su aislamiento y compartan junto con otras un clima cálido y familiar que les haga partícipes de nuevas experiencias y relaciones. En 2010 se atendió a 515 personas. Además, se ha continuado la colaboración con el Centro Hospitalario de Ourense mediante el acompañamiento voluntario a personas mayores que acuden solas a consulta y necesitan ayuda y hemos intentado acercar el envejecimiento activo y saludable a todos los núcleos de la provincia, impulsando actividades que resaltan la importancia de cuidarse y de participar en la vida del propio entorno.

El objetivo primordial del proyecto de Apoyo Temporal a Familias con Personas Dependientes o Semidependientes es ofrecer espacios de respiro para familiares que no pueden acceder a recursos privados y que se encuentran abrumados por la carga física y emocional que conlleva el cuidado diario y permanente de las personas dependientes. Durante el 2010 se realizaron servicios a 35 personas.

La atención a las personas mayores representa el principal esfuerzo de Cruz Roja en la provincia, para que nuestros mayores gocen de una red de servicios y apoyos que les permitan mantenerse en su entorno habitual el mayor tiempo posible.
Con la ayuda de alrededor de 450 voluntarios hemos realizado 184.444 intervenciones y atendido a más de 5.939 personas dependientes en el año 2010.

Más de 170 personas participaron en el programa de Envejecimiento Saludable y los talleres de apoyo a los cuidadores. Transporte Adaptado facilitó la movilidad de 180 personas mayores y en los Centros de Día se asistió a 127 personas a través del uso de sus instalaciones.

Otras acciones realizadas durante 2010 fueron el programa de Respiro Familiar, el Servicio de Ayuda a Domicilio Básica y el Servicio de Ayuda a Domicilio Complementaria, en los que se atendieron a 44, 186 y 2.423 personas respectivamente.